Una Gorda, una Rossa guapíssima, un Madrileny i un Català


En el vagón de tren: una gorda, una rubia guapísima, un madrileño y un catalán.

De repente, el tren se mete en un túnel y se queda el vagón a oscuras;

Entonces se oye un guantazo enorme PLASSS!, el tren pasa el túnel y vuelve la luz.

Los cuatro pasajeros se quedan pensando en lo que ha podido ocurrir.

La gorda piensa:

'Seguro que el catalán le ha metido mano a la rubia, la rubia se ha mosqueado y le ha dado un guantazo'.

La rubia piensa:

'Seguro que el catalán ha intentado meterme mano, se ha equivocado y la gorda le ha metido una hostia'.

El madrileño piensa:

'Seguro que el catalán le ha metido mano a la rubia, la rubia se ha equivocado y me ha dado la hostia a mí'.

El catalán piensa:

'A ver si llega otro túnel y le meto otra hostia al madrileño'.

1 comentaris:

maria dijo...

Ostres és boníssim aquest acudit! No me n'he pogut estar de comentar-lo jejeje.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.